Capítulo 2

Hoy era mi primer día en detención. Diabloos, solo había  4 chicos y era un chico con un atuendo todo oscuro y traía un collar con púas. Al lado estaba una chica con una minifalda y se encontraba retocándose el maquillaje, también se encontraba un chico con un gorro negro y se encontraba sentado con los brazos cruzados, soplando su goma de mascar, formando una burbuja que estallo. Y por último estaba Nathaniel, quien sinceramente lo odiaba por haber hecho que  me suspendieran.

Me senté de mala gana al lado de Nathaniel, quien se encontraba pegado en su celular pero cuando noto mi presencia dejó de lado su celular y voltio en mi dirección con una sonrisa en su rostro. Yo decidí ignorarlo y dar una ojeada al libro que tenía pendiente en leer en mi lista de libros “cumbres borrascosas”.

Me habían dicho muchas de mis amigas que debería de leerlo, que cumbres borrascosas era un clasico y que si realmente amaba los libros de Romance que debería de leerlo. Además dicen que según era un libro muy bueno, pero el tiempo no me daba para poder siquiera empezarlo a leer.

Bueno estaré aquí por un largo tiempo, así que aprovechare para hacer esto.

Cuando ya llevaba una página del libro, Nathaniel me pico con su lápiz las costillas. Decidí ignorarlo y seguir leyendo mi libro. Sin embargo segundos después el volvió a hacer lo mismo pero más insistente, así que decidí dejar mi libro a un lado, para saber qué demonios quería.

-Se te ofrece algo, o solo te gusta sacar de quicio a las personas.

-Bueno, no suelo hacerlo pero normalmente la gente no me ignora de una forma tan grosera con tu- dijo meciendo su silla mientras mordía su lápiz.

-Bueno si no te molesta quiero seguir leyendo mi libro, gracias- dije con una sonrisa forzada y volvi a abrir mi libro.

-Oye si vamos a estar aquí por tres semanas, deberíamos tan siquiera sobre llevarnos- al oírlo cerré de una mi libro y lo deje en mi mesa con brusquedad y voltee a verlo.

-Y de quien es la culpa- dije fulminándolo con mi mirada. Enserio lo quería matar.

-Ya pues… yo solo trataba de ser buena onda contigo, y tu como si nada la traes contra mí- Levanto las manos, haciéndose la víctima.

-Entonces a toda la gente con la que tratas de ser buena onda, les dices perras y sonsas-  Recalque "perras y sonsas" . Odiaba que me dijeran sonsa.

-Bueno, creí que apenas así podría captar tu atención- al ver que no respondí y que volví mi atención con coraje a leer mi libro, siguió hablando- ya perdóname, que tal si dejamos todo en el pasado y somos amigos- dijo estirando la mano hacia mí. Realmente no estaba segura de sí era lo correcto, pero se veía sincero y tal vez me dé mal espina pero… no sería la primera vez que mi sexto sentido se equivoca. Así que decidí responder a su saludo y estreche su mano.

-De acuerdo- dije con una pequeña sonrisa.

-Empezare nuevamente, mi nombre es Nathaniel Peterson.

-Me llamo Melody Grey.

Al término de la detención, decidimos ir Nathaniel y yo a la Starbucks a comprar un frappuccino. El cual me picho Nathaniel a pesar de que le dije varias veces que yo lo pagaría.

Decidimos sentarnos en los asientos que se encontraban en el aire libre.

-Y bueno cuéntame, porque te mudaste de una ciudad tan hermosa para venir aquí- dijo Nathaniel levantando una ceja

-Bueno… es que mis padres están divorciados y pues, llevaba mucho tiempo sin ver a mi padre desde que quedo oficial. Y como ya en dos años más iré a la universidad lejos. Decidí que no quería irme lejos y no haber tenido tiempo de convivir con mi papá- dije moviendo el popote de mi frappuccino.

-Entonces tenías mucho que no veías a tu padre.

-Si... 4 años- dije dándole un sorbo a mi frappuccino. Intente cambiar de tema ya que no me ponía cómoda hablar de mi estado familiar- ¿Qué hay de ti? Vives con tu madre, tu padre, ambos...- dije al azar hasta que me interrumpió Nathaniel.

-Mi Tía.

-Y… ¿porque vives con tu tías?- dije arrepientiendome después de haber preguntado eso.

-Mi madre murió cuando nacimos yo y mi hermano, y mi padre…. Se calló del segundo piso cuando yo tenía 10 años- dijo con una mirada distante. No debí preguntar eso. Ahora por mi culpa el ambiente entre nosotros se volvió algo incómodo. Pasaron unos segundo y Nathaniel volvió a hablar- he vivido con mi tía desde entonces.

-Mmm… entonces… ¿tienes un hermano?.

-Si… un hermano gemelo- en ese momento su  semblante cambio, ahora no parecía nostálgico, ahora parecía que el haberle mencionado a su hermano le causaba rabia.

-Aa… gemelos, mmm que raro, no me ha tocado ver a otro chico igual a ti en la preparatoria.

-Es porque el no asiste ya a la escuela- dijo con la mirada  fija en su pastel de chocolate el cual le daba picotazos con el tenedor.

-¿Y eso porque? ¿Porque no asiste ya a la escuela?- lo mire con curiosidad esperando a que me respondiera. Estuvo diez segundo sin decir nada, hasta que levanto la mirada y me miró fijamente.

-Él se encuentra internado en un hospital.

-Lamento oír eso- dije por último. Sentía que después de haber sacado al tema al hermano de Nathaniel. La atmósfera se había vuelto algo icomoda- ya es tarde, debería irme a casa- me levante de la mesa.

-Te llevo- dijo tomando mi mochila.

Pasaron dos semanas y Nathaniel y  yo nos habíamos vuelto muy buenos amigos. Era un gran chico, era gracioso y algo rebelde. Podría decirse que era todo lo contrario a mí. Y la sensación que sentía con respecto a él, desapareció.

Hoy me senté como siempre junto con Nicky y Alan, quienes se seguían peleando como siempre. Más sin embargo yo no les preste atención. Mi atención estaba enfocada solamente en Nathaniel Peterson, quien se encontraba a tres mesas frente a mí. Él no se había dado cuenta de que lo estaba mirando. No podía dejar de pensar en su hermosa sonrisa y en sus hermosos ojos verde avellana. Hasta que Nicky me hace volver en sí.

-Oh por dios- dijo Nicky mirándome sorprendida, cosa que hizo que me preocupara.

-¿Qué?- pregunte nerviosa.

-Te estas enamorando de Nathaniel Peterson, oh por dios- dijo emocionada.

-¿Qué? No claro que no- mentí, en cierto aspecto. No estoy enamorada de él pero no puedo negar que algo en el me atrae.

-Ojala eso sea verdad- dijo Alan metiéndose una cucharada de puré de papa a la boca.

-¿Porque lo dices?- Voltee en su dirección, y el antes de responderme toma un sorbo de su jugo de naranja.

-Bueno... no se tu pero yo no me liaría con un chico que tiene antecedentes familiares de psicópatas.

-Pfff, ¿Te refieres a Nick?

-A quien si no

-¿Que pasa con él?

-Esta mal del coco, además de que esta internado en un hospital psiquiátrico .

-Vaya, no tenia idea.

-Eso es obvio, eres nueva y no tienes idea de todo este show.

-Bueno, pero aunque eso sea cierto. El que su hermano esté  internado en un hospital psíquicatrico no quiere decir que él es un psicópata- digo a la defensiva.

-En primera solo te lo digo como consejo, sabes que te aprecio mucho y por ello te lo digo. Y segundo, su hermano Literal, está loco- dijo por ultimo antes de acercarse a mí para decirme algo como más privado- me entere, de que su hermano tenia trastorno de personalidad, y  según supe Nick había matado a Megan, la novia de Nathaniel.

-Nick...- entonces ese era el nombre del gemelo de Nathaniel. Nunca entenderé porque la gente le pone a sus hijos gemelos nombre que inicien con la misma letra.

-Oh sí... Ese era el chisme hace meses antes de que llegaras Mel.

-¿Pero porque su hermano mataría a su novia?, no tiene sentido- estaba confundida y lo veía poco creíble ese chisme.

-Bueno… según supe, Megan anduvo con los dos al mismo tiempo, y según cuando se enteró de aquello Nick, trato de convencerla de que dejara a su hermano y se quedara con él, y ella lo rechazo. Dicen que según por eso, según los rumores- dice levantando ligeramente los hombros Alan.

Es increíble, pobre Nathaniel, que feo ha de ser tener un hermano que te haya causado tanto daño como lo hizo Nick. Con razón cuando pregunte por el, Nathaniel reflejaba en su mirada un odio intenso.

-Ooo y también me entere que según Nick, había matado a su tío, aunque no esta del todo confirmado eso.

-Sinceramente en ese caso también hubiera matado a ese viejo pedófilo que tenia como tio- dijo Alan con repugnancia que se notaba en su rostro- por dios, abusaba sexualmente de Nick desde que tenía 8 años, yo también lo hubiese matado a ese perro de mierda.

-Si, era un cerdo ese hombre- Su cara era de pura repulsión.

-Entonces ese rumor no esta del todo confirmado- pregunto con curiosidad.

-No, porque según otros dicen que en verdad al tio, lo habían asaltado. Por ello es que no sabemos cual de esas dos teorías es la real- dice por ultimo Alan dándole un sorbo a su bebida.

-Y… ¿cómo era Nick?.

-Mmm.. Nick era un chico realmente atractivo, al igual que Nathaniel, pero… eran completamente diferentes Nathaniel y Nick.

-Si… Nick era un chico rudo, de carácter fuerte. Siempre se saltaba las clases, y se les ponía al tu por tu a los profesores. Muchas veces se le veía fuera de la escuela con chicos motociclistas fumando marihuana. En cambio Nathaniel, siempre fue todo lo contrario, siempre fue el favorito de todos los profesores, era el capitán del equipo de futbol de la escuela y muy popular entre las chicas. Hasta la fecha lo sigue siendo- dijo Alan volteando en dirección a Nathaniel quien se encontraba rodeado de varias chicas- Serán gemelos, pero su forma de ser los diferenciaba machín.

-Además, Nick tenía una cicatriz en el pecho. Que hasta la fecha nunca he sabido la razón del porqué.

Read Next Episode
Step Into A Different WORLD!
Download MangaToon APP on App Store and Google Play