Capítulo 4

-No puedo creer que seas la novia de Nathaniel Peterson- dijo emocionada Nicky, tomándome de los hombros y sacudiéndome.

-Yo no puedo creer que andes con un lunático.

-Alan ya te dije que él no es un lunático. Es un chico dulce... y atento- dije pensando en Nathaniel.

-Como sea. ¿Irán al baile de San Valentín este viernes?- dijo Alan después de mandar un mensaje de texto.

-Obvio que si iremos Al... no puede ser- dice Nicky dándose un golpe en la frente.

-¿Qué ocurre Nicky?- digo preocupada, poniendo una mano en su hombro.

-Ustedes dos irán con su pareja y yo iré sola. Dice rodando los ojos.

-Claro que no, iras cono nosotros, enana- dice Alan rodeando con su brazo a Nicky.

-Si claro, con ustedes y sus parejas- dice rodando los ojos- Haría mal tercio.

-Bueno entonces invita a alguien- sugerí.

-A quién demonios voy a invitar Mel. Ya todos han de tener pareja para el baile.

-Se dé buena fuente que a Anuar Prince, no lo han invitado al baile- Alan le da un guiño a Nicky.

-Es perfecto Nicky. Anuar es un chico agradable, gracioso y atractivo.

-Mmm... tienes buen punto Mel- parecía que se la estaba pensando- Bueno... lo hare- dice Nicky decidida y se levanta de nuestra mesa y va directo a donde se encontraba Anuar.

Cuando volvió con nosotros tenía una cara triste. Hay no puede ser, de seguro Anuar ya tenía pareja y la rechazo. No debí animarla a hacerlo.

-Y... ¿cómo te fue?- pregunto nerviosa viendo a Nicky quien tenía una mirada triste.

-Me fue... ¡Genial!- dijo cambiando su semblante triste a una gran sonrisa- me dijo que si iría al baile conmigo.

-¡Diablos Nicky!. Creía que te había rechazado mendiga chaparra- dice Alan rodeándola con su brazo y despeinándola.

-Yo también pensé eso.

-Esa era la idea- dice Nicky, quitándose de encima a su primo.

Hoy era la fiesta y la verdad estaba un poco nerviosa y emocionada. Esta iba a ser la primera a la que iría con pareja. Por lo general siempre iba con mis amigos. Pero jamás con un chico. Y eso tal vez sea porque solo he tenido un novio en toda mi vida.

Se llamaba Derek Mckalister, y de hecho antes de ser mi novio; fue mi maestro de educación física.

Yo solo tenía 14 años y el 23. Ya sé que para ser mi primer novio había demasiada diferencia de edades. Pero como dicen muchos, en el corazón no se manda.

Él era un chico muy atractivo, tenía unos ojos azul celeste preciosos, y su cabello era negro.

Empezamos a andar, a mitad de mi tercer año de secundaria. Pero nuestro noviazgo era secreto, ya que no le convenía a él, que el siendo un maestro tuviera liado en una situación amorosa con una de sus estudiantes. Así que mantuvimos nuestra relación en secreto hasta que entre a la preparatoria. Aunque nuestra relación formal no duro más de 8 meses. Bueno... fue lindo mientras duro.

Ya estaba casi lista para el baile. Me puse un vestido pegadito azul marino, que por delante en el busto, tenía forma de corazón. El vestido era precioso, aunque demasiado corto para mi gusto, ya que me llegaba a mitad del muslo.

Con respecto a mi peinado, decidí llevarlo suelto. Pero para que se me viera lindo me lo alacié de la parte de arriba y me enchine las puntas.

Ya casi era hora y Nathaniel no llegaba.

Estaba a punto de llamarlo, cuando escuche que alguien tocaba la puerta.

-¡Papá! ¡¿Podrías abrir, por favor?!- grite desde mi habitación. Mi padre se encontraba en su recamara que estaba del otro lado del pasillo. Al oír mi voz salió de su recamara y se acercó a mi habitación.

-Porque no bajas y le abres tu misma a tu cita Melody.

-Papá, porfis....- le suplique y le puse. Mis ojos de perrito triste. Que siempre funcionaba con mi mamá.

-De acuerdo princesa, yo le abriré- dice mi padre dando un suspiro y sale de mi habitación.

Escucho como mi padre baja las escaleras lentamente y le abre a Nathaniel. Oi su voz asi que supe que era mi señal para bajar.

Baje poco a poco las escaleras, viendo como me veía Nathaniel de pies a cabeza deslumbrado y con la boca un poco abierta.

-Wuau... te vez hermosa- dijo Nathaniel ayudándome a bajar el ultimo escalón.

-Gracias- dije con tono triunfal.

-¿Me permites que te ponga esto?- dice Nathaniel sacando una cajita de su saco. Dentro se encontraba una flor azul preciosa.

-Por supuesto- dije feliz extendiendo mi mano hacia el y el me la paso alrededor de la muñeca. Era preciosa.

-Bueno, creo que ya es hora de irnos al baile- dijo Nathaniel ofreciéndome su brazo.

-Un momento- dice mi padre poniéndose enfrente de nosotros- alto ahí.

-¿Pasa algo papá?- pregunte nerviosa.

-No se pueden ir sin que antes les tome una foto- dice mi papá sacando su celular- digan queso.

-Queso- dijimos a la vez con una sonrisa.

-Perfecto- dice mi papá viendo con detalle la foto que nos tomó.

-¿Eso es todo papá?.

No, una cosa más- dice mi padre serio, acercándose más a Nathaniel- la quiero aquí antes de las 12, entendido- dice de forma intimidante, viendo fijamente a Nathaniel. Pero a Nathaniel no pareció haberle provocado miedo.

-Por supuesto señor- mi pare mira por unos segundos a Nathaniel y luego su mirada se fija en mí.

-Te vez hermosa hijas.

-Gracias papá- digo por ultimo dándole un abrazo.

Llegamos a la fiesta. El DJ había puesto la canción de dura de daddy yanken y muchos andaban como locos bailando en la pista de baile. Yo decidí primero ir por algo de ponche. Y para mi suerte ahí estaban mis mejores amigos. Alan y Nicky, con sus respectivas parejas.

-Hola chicos- grite sobre la música.

-Hasta que al fin llegan.

Lo siento, es que mi padre nos entretuvo y además- señale a Nathaniel- este chico tardo en llegar por mí.

-Ya te dije que andaba ayudando a mi tía Helen a cargar unas cosas- dice rodando los ojos.

-Lo bueno es que ya están aquí, por cierto les presento a mi novia Tania- dice Alan presentándonos a su chica. Era realmente linda. Tenía una carita de ángel, unos ojos grises y tenía el pelo chino de un color café chocolate.

-Es un gusto conocerte Tania, me llamo Melody y él es mi novio Nathaniel- digo por ultimo señalando a Nathaniel.

-Es un gusto conocerte- dijo de forma cortes Nathaniel. Cuando quería podía ser todo un caballero.

-Igualmente, es un gusto conocerlos. Alan siempre me habla de ustedes, tanto que tenía muchas ganas de conocerlos.

-Espero que este renacuajo de mi primo haya dicho cosas buenas- dice Nicky rodeando a Alan del cuello con su brazo y acercándolo a ella.

-Si tranquila Nicky, ha dicho cosas buenas. No necesitas matarlo- dijo con diversión Tania, y Nicky soltó a Alan.

El DJ puso una canción lenta, y todos los que estaban en la pista de baile empezaron a bailar con sus parejas. Anuar se acerca a Nicky y extiende su mano hacia ella, invitándola a bailar.

-Nicky ¿Quieres bailar conmigo?.

-Por supuesto Anuar- dice Nicky con una sonrisa tomando la mano de Anuar.

No tardaron Alan y Tania en seguirlos hacia la pista de baile. Haciendo que quedáramos ya solo Nathaniel y yo.

-¿Qué quieres hacer?.

-¿A qué te refieres? – pregunte levantando una ceja, confundida.

-¿Quieres bailar, comer o tomar algo?.

-Mmm.... Creo que- fingí que me la estaba pensando- bailar- entonces Nathaniel toma mi mano y me dirige a la pista de baile. Puso sus manos en mi cintura y yo puse mis manos en su cuello. Nos balanceamos lentamente de un lado al otro.

Esta noche era perfecta. Estaba en una fiesta con buena música, buena comida, en un lugar agradable y luminoso. Estaba junto a mis amigos y mi chico. Nada podría arruinar este momento perfecto.

Termino la canción y pusieron música electrónica. Decidí sentarme junto a Nicky en lo que regresaba del baño Nathaniel.

Todos mis compañeros estaban saltando y bailando como locos, disfrutando de la fiesta. De la nada sentí que alguien me tocaba el hombro. Voltee y al parecer era Roxana, mi compañera de algebra. Era toda una cerebrito como yo, aunque a diferencia de mi ella tenía aspecto de Nerd. Siempre iba a donde ser con el pelo agarrado en una coleta. Usaba lente y frenos, los cuales hacia que muy seguido escupiera en la cara a la gente con la que estuviera hablando.

-Aa... hola Roxana.

-Melody, hay un chico mayor y muy atractivo, buscándote.

-¿Qué? ¿Qué muchacho?.

-Aquel- dice Roxana señalando al centro de la pista. Enfoque mi mirada bien entre la gente hasta que lo vi. Oh... no, no puede ser. No puede ser que me haya seguido hasta aquí.

-No puede ser- dije en shock aun con la mirada fija en el mismo punto.

-¿Qué pasa Mel?- me pregunta preocupada Nicky.

-E... ese de halla... es Derek.

-¡¿Qué?!- grito sorprendida Nicky- ¿Hablas de tu ex novio, el guapo maestro al que le diste tu florecita y que te engaño con su ex?.

-Aja, es Derek. Tengo que irme- digo mirando a la pista. Derek seguía buscándome por todos lados con su mirada. Hasta que su mirada se fija en mi- definitivamente tengo que irme, dile a Nathaniel que me tuve que ir- dije por ultimo antes de salir rápido y directo hacia la salida.

Cuando ya estaba a fura sentí como una mano me detenía de seguir avanzando y voltee. Era Derek. Moví mi mano bruscamente para que me soltara, y funciono.

-¿Qué demonios haces aquí?.

-Vine por ti Melody.

-¿Para qué?.

-¿Cómo que para qué?- de acerca un poco a mí- Para que me des otra oportunidad Melody.

-¿A caso crees que volveré contigo después de lo que me hiciste?.

-Por favor perdóname. Fue un error... un desliz. Ella ya no me interesa. Yo... yo aún te amo Mel- dice acercándose aún más a mí.

- Si eso hubiera sido cierto, no te hubieras metido con la zorra de tu ex.

-Por favor perdóname... dame otra oportunidad. Desde el día en que terminamos no he podido sacar tu recuerdo de mi mente. Yo te amo Melody, y sé que tu aun sientes lo mismo por mí- dice tomando mi mano.

-En eso te equivocas- dije haciendo que me soltara- yo ya no te amo.

-Eso es mentira- dice rodeándome con sus brazos- puedo ver en tus ojos que mientes- y entonces me besa en los labios, me quede congelada por unos segundos, hasta que reacciones y lo aleje- si no sintieras algo por mí, no me hubieras correspondido a ese beso.

-Entiende Derek que lo nuestro termino hace 8 meses- me acerque a el- termino cuando te vi en tu cuarto fallándote a tu ex- dije furiosa, sentía que si seguía con esta conversación no podría resistir más las lágrimas que empezaban a aparecer en mis ojos, no quería que me viera llorar de nuevo por él, así que decidí darle la espalda- además... yo ya estoy con alguien más.

-Mel...

-Amor, con que aquí estabas. Te estuve buscando por todos- dice Nathaniel acercándose a mí y dándome un beso en los labios- ¿algún problema?.

-No, no es nada amor- dije poniendo mis manos en su pecho y logro ver la hora de mi reloj- ya son casi las 12, debería irme a casa ya.

-Sí, si no tu padre me mataría- dice de broma Nathaniel.

-Adiós Derek- dije por ultimo antes de abrazar a Nathaniel y seguirlo hasta el auto.

-¿Quién era ese tipo?- pregunto con mala cara.

-Él era mi ex novio- dije con un suspiro.

-¿Y porque demonios estaba ahí?- dijo Nathaniel mirándome de reojo, mientras conducía.

-No tiene importancia Nathaniel, lo que importa es que le quedo claro que yo ya no estoy disponible, y que tengo un novio hermoso y sexy.

-¿Crees que soy sexy?- pregunta con diversión.

-Claro- digo dándole un beso en la mejilla.

Llegue a mi casa y me di una ducha rápida y me puse mi pijama favorito, el cual era una playera blanca con mangas cortas azules que tenía en el centro un dibujo de stitch y un pantalón azul marino con dibujos de stitch.

Escuche que mi celular estaba sonando. Al parecer era Derek, así que decidí dejar el celular que siguiera sonando hasta que colgara. Y después de que ocurrió eso volví a recibir una llamada igualmente de Derek, y así siguió al parecer toda la noche hasta las 3 de la mañana. Según esa fue la última llamada registrada de Derek.

Espero que con eso haya entendido que entre nosotros dos no queda ninguna posibilidad.

Read Next Episode
Step Into A Different WORLD!
Download MangaToon APP on App Store and Google Play