Melody

Mis ojos se han quedado sin lágrimas, desde que trajimos a la funeraria el ataud con el cuerpo de mi Mike dentro, no he parado de llorar.

Se que era un idiota enfermo pero era mi primo. No merecía que le hicieran eso, bueno tal vez que le dieran una paliza pero matarlo no.

Mía no paraba de llorar y jamás se separo del ataúd de Mike. Cuando por fin lo posicionaron ella fue directo a él y abrazo el ataúd como si estuviera abrazando lo a el.

La Detesto pero puedo imaginar lo que es perder a alguien que era importante para ti. Mía y Mike eran inseparables desde que tengo memoria.

Siempre estaba uno al lado del otro, siempre si uno ocupaba ayuda el otro estaba puesto para apoyarse. Eran un dolor de cabeza para mi pero con respecto a la relación entre ellos era especial. Abecés al verlo me daban ganas de yo estar en el lugar de ellos... Pero no, yo no tuve la dicha de tener hermanos.

Mi padre estaba junto con mis tíos quienes estaban rojos de tanto llorar por la muerte de su único hijo varón.

Yo me encontraba sentada justo frente del ataúd. Mi cabeza no dejaba de recordar aquellas palabras que dijo Mike antes de morir "No confíes en el".

A quién se refería...

-Lamento lo de tu primo Mel- la voz de Alan me sacó de mis pensamientos y levante la mirada hacia el.

-Alan- entonces lo abrase, al parecer el no se lo esperaba. Después de unos segundos el me rodeo con sus brazos y yo me aleje poquito de él para poder verlo a los ojos y el me quito un mechón y lo escondió detrás de mi oreja.

-Lamento lo de tu primo.

-Gracias por estar aquí Alan.

-Mel- sentí como la mano de Fernando se posaba consoladoramente en mi hombro, volteo y lo abrazo. Mientras el me acaricia el cabello como siempre lo hacía cuando estaba triste- perdona por no haber estado ahí para ti ese día. Se que no solamente viste morir a tu primo, también se lo de tu ruptura con Nathaniel-- entonces me separo de él y me limpio con mi manga las lágrimas que nublaban mi vista.

-Esta bien no te preocupes, me alegra que esté aquí- le di una pequeña sonrisa.

Con todo el show de Mike, me había olvidado de mi ruptura con Nathaniel.

Y entonces oigo como se abre una puerta y veo en esa dirección. Para ver al rey de Roma aparecer frente a mis ojos.

No se porque pero mi manos empiezan a temblar como gelatina.

Qué rayos hace el aquí, se supone que acabamos de terminar.

-Hola Melody, vine a darte mi más sincero pésame.

-Gracias Nathaniel- fue lo único que pude pronunciar, no quería seguir hablando con el, así que empecé a alejarme.

-Mel- al oír su voz me detuve en seco- necesitamos hablar.

-Este no es el lugar ni el momento para eso Nathaniel.

-Lo sé, pero aun así, quisiera arreglar las cosas entre nosotros- entonces lo agarro del brazo arrastrándolo hasta la salida.

-No entiendes que lo nuestro ya terminó Nathaniel.

-No no entenderé jamás que me hayas dejado por un pequeño error que cometí.

-¿Pequeño error? - entonces señaló mi nariz que aún esta llena de banditas- acaso esto se te hace un pequeño error.

-Lo siento....

-Ja.. ¿Crees que con un lo siento vas a arreglar esto? Pudiste haberme roto o fracturado la nariz.

-Lo sé, por eso te pido que me perdones.

-No hay nada que perdonar, simplemente esta en el olvido.

-¿Eso quiere decir que me perdonas? - entonces su semblante cambia a una sonrisa.

-Eso quiere decir que esta en el olvido lo que pasó, pero no quiere decir que seguiré siendo tu novia- digo por último decidida a volver con mis amigos y familia pero Nathaniel me detiene.

-Melody... - su voz sonaba triste, pero no.. No voy a estar con un chico que por celos se vuelve un loco impulsivo. Entonces con brusquedad hago que me suelte y vuelvo con mi familia.

Una semana después de la muerte de Mike, todo parecía igual como siempre a diferencia de que al igual desde el día siguiente del entierro de Mike, todos empezaban a hablar de mi a mis espaldas.

Todos decían que de seguro yo traía mala suerte y que toda la gente que se acercara a mi moriría.

-No hagas caso a esos rumores Mel- entonces sentí como me rodeaba con su brazo Fernando. Siempre ha estado para mi cuando lo necesito.

-¿No tienes miedo?

-¿De qué? - preguntó extrañado.

-De qué te maldiga.. Y mañana amanezcas colgado del puente- dije con voz maquiavélica y Fernando me dio un zape- Auu..

-Chica torpe, no creo en esas estupideces que dicen de ti. Eres mi amiga y sin importar lo que digan de ti siempre estaré a tu lado- su mirada era tierna y sincera. Jamás me había mirado de la forma en como me estaba viendo en este momento.

-Gracias Fernando.

De repente siento como alguien me abraza de las nada por detrás haciendo que me tambaleara y casi me callera. Volteo y vio a Nicky con una gran sonrisa.

-Holaa mejor amiga.

-¿Estas loca? No hagas eso, casi me caigo-entonces me suelta.

-Perdona, esque estoy muy emocionada.

-¿Y cual es la razón?

-Ya pasado mañana es la fiesta de Halloween.

-Wuau no sabía que en esta escuela hacían ese tipo de fiestas.

-Ni siquiera yo tenía idea Fer.

-Ooo pues claro que hacemos ese tipo de fiestas aquí. La fiesta de Halloween es mi fiesta favorita que organiza cada año la escuela. Además de que los mejores disfraces ganan el gran premio.

-¿Y cuál es ese gran premio?

-Nadie lo sabe, es algo así como una sorpresa inesperada- dice Alan llegando detrás de Nicky.

-Pero si es el mismo premio cada año, no es una sorpresa.

-No lo es, cada año el premio es algo diferente pero genial. El año pasado los ganadores ganaron 8000 dólares - al mencionar los 8000 dólares parecía que tenias un destello en sus ojos Nicky.

-Vaya eso es genial.

-Si pero el premio ante pasado fue una motocicleta, argg.. Me hubiera gustado haber ganado ese año.

-Lastima primo, pero como esperabas ganar con ese traje raro de zombi lagarto.

-¿Qué? Era genial y original mi disfraz- se cruzo de brazos Alan, mientras que Nicky solo se burlaba de él.

-El punto es el mejor disfraz no el más original.

-Bueno a todo esto chicos ¿que disfraz piensan usar para esa fiesta?- dice Fernando interponiéndose a una posible pelea que empezaba a surgir de nuevo entre Alan y Nicky.

-Bueno yo pienso ir este año de batí chica.

-Yo pienso ir de vampiro esta vez, que hay de ustedes.

-Mm pues la verdad no tengo idea, así que será una sorpresa.

-Y que hay de ti Melody.

-Bueno.. Yo tampoco se que me pondré.

-Yo podría ayudarte con ello amiga- me abraza emocionada Nicky y me da un guiño.

Llegue a mi casa y me senté al lado de mi ventana que daba justo al Parker. Después de aquella semana de luto, al fin puedo disfrutar de volver a mi vida normal con mi querido padre.

La casa jamás iba a ser la misma teniendo a Mía como mi inquilina.

A pesar de haber pasado una semana aún me venían a la mente los recuerdos de aquella vez.

Mi primo tirado en el suelo tratando de arrastrarse con una mano hacia mi pidiéndome auxilio mientras escupía sangre de su boca. Y aquellas últimas palabras que dijo antes de desvanecerse en mis brazos.

¿Quién te abra hecho esto Mike? Se que el no era un santo y que había ganado muchos enemigos por su comportamiento tan altanero y arrogante.

Pero a pesar de ello nadie se atrevía a tocarles un pelo a él o a Mía. Ya que mi tío era un funcionario muy influyente, además de que secretamente esta asociado con varios narcotraficantes.

Me preguntó quien será el idiota que le valió quien era Mike, y lo mato sin piedad.

Cuando escuchamos los que había obtenido como resultados el forense al analizar el cadáver de Mike.

Nos dijo que el había sido atacado por detrás, que deducia que trató de defenderse y por ello uno de los puños de Mike estaba ensangrentado, pero que la verdadera causa de muerte fue el haber sido acuchillado en el abdomen, y también note en el cuerpo de Mike algo diferente, su dedo anular de la mano izquierda ya no estaba. Al ver aquello me dio escalofríos y después recordé.. En ese Dedo llevaba un anillo plateado muy bello.

Les hable del anillo a la policía y dijeron que se encargaría de ello pero hasta la fecha no han sabido nada de él.

Read Next Episode
Step Into A Different WORLD!
Download MangaToon APP on App Store and Google Play