Capítulo 10

Me encontraba en al cafetería junto a Alan, Nicky y Nathaniel. Pero pareciera que yo y Nathaniel fuésemos invisibles. Ya que Alan y Nicky volvieron a pelear como siempre y esta vez la pelea era Anuar.

-Es un completo cretino, no puedes seguir con el Nicky-dijo furioso Alan, tratando de hacer entrar en razón a Nicky.

Nicky y Anuar habían empezado a salir desde la fiesta de San Valentín. Todo iba bien con respecto a que Anuar fuera el nuevo novio de Nicky pero no entiendo porque Alan ahora piensa lo contrario.

-Tu no me vas a decir con quien debo y con quien no debo salir- dijo Nicky amenazándolo mientras lo apuntaba con su dedo índice.

-¡Entiende Nicole tienes que dejar de una vez a ese idiota!

-¡Porque demonios haría eso! ¡Dame solo una razón! - dijo levantando la mano enseñando solamente el dedo índice para recalcar lo que decía.

-No puedo decirte.. - dijo con voz baja Alan.

-¡¿Como que no puedes decírmelo?!- dice Nicky agarrando por los hombros a Alan y zangoloteándolo- ¡Dime de una vez!, ¿Porque razón debería de dejar a un chico que me hace feliz?, ¡Maldita sea Alan dime de una vez!.

-¡Porque es idiota te esta engañando! - dice por último Alan, haciendo que Nicky lo suelte y se quede en shock.

-¿Que dijiste?...

-Ese hijo de... Te esta engañando con Trixy Prenston.

Al oír esas palabras vi como los ojos de Nicky empezaban a llenarse de lágrimas.

-No... Eso no puede ser. De seguro es un rumor y es una vil mentira- dijo Nicky aún con lagrimas en sus ojos, su cara se empezaba a poner roja.

-No es un rumor, te digo que te está engañando con Trixy porque yo vi cuando se la estaba follando en las regaderas de los vestidores, como si fuera una zorra barata- dijo Alan empuñando los puños y su miraba indicaba que estaba muy furioso. Y lo entiendo, yo también estaba furiosa, como pudo ese creído hacerle eso a mi mejor amiga- ahora ya sabes el porque tiene hoy ambos ojos morados- entonces Nicky se acerca más a Alan y lo abraza y empieza a llorar.

-Gracias Alan, ahora ya no me debes nada- dijo Nicky pegada a la camiseta de Alan mientras él le acariciaba su cabello.

-Espera ¿Que?, ¿Como que ya no te debo nada?- pregunto confundido a Nicky y entonces ella se levantó y se limpio las lágrimas que se empezaban a acumular en sus ojos.

-Hace días Melody y yo decidimos que debíamos de tomar venganza por lo que te habían hecho.

-Oh por dios, ¿Que demonios hicieron?- pregunta Alan asustado. Sabía que cuando se trata de venganzas Nicky y yo somos una bomba juntas.

-Bueno pues.. Tomamos prestadas tu copia de las llaves de Tania.

-Y Nicky y yo fuimos a su casa y...

-Cepillamos el baño por dentro.

-Wua fueron a hacer la limpieza- dijo en son de broma Alan.

-¡Déjanos terminar! - dijimos al unísono molestas hacia Alan.

-De acuerdo de acuerdo ya no las voy a interrumpir- dijo Alan levantando las manos en señal de rendición .

-Cepillamos el baño con su cepillo de dientes y lo volvimos a poner en su lugar.

-No puede ser- dijo Alan con la boca y los ojos muy abiertos- son unas completas puercas y dementes.

-Espera... Aun hay más.

-No manches amor que tanto le hicieron a la pobre chica- dice Nathaniel rodeándome la cintura y acercándome más a el.

-Nada que no se lo mereciera.

-Bueno continuaré yo, después de eso fuimos a su habitación la cual estaba muy.. Pero muy limpia.

-Así que tire el bote de los papeles de baño en la cama de Tania- dije con una pequeña risa.

-Y yo tejiere toda su ropa.. Bueno a excepción de una blusa hipi que tenía y un pantalón viejo y feo.

-Y antes de irnos le puse polvo pica pica en el cajón de su roja interior- dije con cara malévola. Me hubiese gustado ver como reaccionó Tania al ver su cuarto hecho un desastre.

-Definitivamente ustedes dos están completamente locas- dijo Alan con una pequeña sonrisa.

-Bueno ya sabes Alan, nadie se mete con la familia- dije dándole un guiño.

-Pero tu y yo no somos de la misma sangre Mel- dijo cruzando se de brazos.

-No pero recuerda que son mis hermanos postizos. Y quien le haga daño a mi familia lo paga caro.

-Exacto amiga- dijo Nicky emocionada chocando cinco conmigo.

Llegue a mi casa para de volada darme un baño rápido y alistarme para ir a comer a casa de Nathaniel y para ser sincera estaba muriéndome de los nervios.

Recuerdo cuando Derek me presento a su familia. Todos fueron muy agradables conmigo, eran como mi segunda familia. Y al igual que ahorita sentía nervios al saber que conocería a la familia de mi novio. Además cuando un chico da ese paso es porque realmente la relación va enserio.

Me puse una blusa de aeropostal de manga larga y de color azul, me puse unas zapatilla negras de tacón bajito y unos jeans negros.

Me aliste lo más rápido que pude porque Nathaniel estaba afuera esperándome. Cuando baje con rapidez mi padre se extraño de que me iba a ir tan rápido de nuevo.

-¿A donde vas cariño? Creí que comeríamos juntos.

-Perdona papá quedé con Nathaniel de comer en su casa con su tía. Pero mañana lo hacemos ¿si?.

-Claro cariño- dijo con un tono de desepción. Sabia que mi padre deseaba pasar más tiempo conmigo del necesario, ya que estuvo varios años sin poder verme ni convivir conmigo. Pero para ser sincera a pesar de los nervios que aún me carcomían por dentro. Aun así deseaba ir a la casa de Nathaniel, conocer a su familia. Y si era posible saber un poco más de ella.

-Te amo papá- dije por último dándole una abrazo y un beso en a mejilla.

Llegamos por fin a la casa de Nathaniel. La casa era pequeña, rústica y de color rojo con café.

Cuando entramos se veía en la entrada frente a mi una escalera que daba para el segundo piso.

-Nathaniel ¿ya llegaste cariño?- escuche una voz femenina que provenía de la cocina.

-Si tía, ya llegamos- grito Nathaniel en respuesta y me tomo de la mano, mientras me regalaba una pequeña sonrisa.

Segundos después vi saliendo de la cocina a la tía Helen. Quien era una mujer que a pesar de ser ya un poco mayor se veía hermosa y parecía ser una persona agradable.

-Entonces tu eres las novia de mi pequeño Nath- dijo Helen hacia mi.

-Si me llamo Melody Grey- dije con una sonrisa extendiendo mi mano hacia ella y ella me respondió el gento.

-Me alegra de por fin conocer a la chica de la que tanto habla mi pequeño Nath.

-Mmm huele delicioso- dijo Nathaniel mientras a tomar una profunda respiración.

-Si prepare tu platillo favorito cariño, bueno.. . El platillo favorito tuyo y de Nick- dijo con una pequeña sonrisa que poco a poco se desvanecía.

-Bueno entonces a que empezar a comer, la verdad muero de hambre- dijo Nathaniel jalando me hacía la mesa del comedor.

La comida estuvo deliciosa, y Helen era una señora muy agradable. Realmente fue afortunado Nathaniel por haber sido criado por ella.

Los nervios que había sentido al principio cuando llegué se habían desvanecido por completo. Hablamos de varias cosas pero cuando llegaba a mencionar a Nick, Nathaniel se enfurecía y hacía que la atmósfera fuera incomoda, así que decidí no volver a tocar el tema de Nick.

-Amor te importaría si te dejo aquí por solo unos minutos. Tengo que ir a recoger algo en mi trabajo, pero te juro que no tarde- dijo en forma suplicante.

-Esta bien amor ve, no me importa quedarme un poco de tiempo platicando con tu tía- dije dándole una sonrisa a la señora Helen quien me respondió con una grande sonrisa.

-De acuerdo, en menos de media hora estaré aquí de vuelta- dijo por último dándome un beso rápido en los labios y se fue.

Ayude a Helen a lavar los platos de unos por uno. Yo los enjuagaba y ella lo secaba.

-Eres una gran muchacha cariño, me alegro de que mi Nathaniel haya encontrado una chica como tu, creí que después de lo de Megan jamás volvería a enamorarse de nuevo.. - dijo con una mirada triste dejando de secar los platos.

-Helen ¿Tu conociste a Megan?- dije secandome las manos con mi pantalón.

-Si... Esa chica no me daba buena espina desde el principio. Sabía que esa chica era mala para mi Nathaniel y no me equivoque.

-Si.. Lo sé, esa chica anduvo con Nathaniel y Nick al mismo tiempo, me resulta enfermo lo que hizo esa chica- dije sintiendo nauseas por la chica.

-Nick y Nathaniel- dio un suspiro fuerte- me hubiese gustado que las cosas fueran diferentes.

-¿Ellos antes eran unidos?

-Como no tienes una idea cariño. De niños Nathaniel era un busca pleitos y un niño muy inteligente, siempre defendía a Nick y lo protegía. Nick... Era todo lo contrario a Nathaniel. Nick era tímido, y no se podía defender por sí solo. Tenía una inteligencia impresionante, y a pesar de sólo tener tres años ya sabía leer y contar.

-Wuau entonces Nick era un niño súper dotado- dije con una sonrisa.

-Si... Lo era.

-Helen...

-Si cariño- me dio una pequeña sonrisa

-¿Como fue que Nick y Nathaniel dejaron de ser tan unido como antes?

-Bueno... Cuando ellos tenían 4 años, mi hermano menor Tom me dijo que ya no podía seguir cuidando de ambos niños. Por lo que me pidió que me hiciera cargo de uno de ellos. Lo cual lo hice con todo gusto- sonrió ligeramente y me miro a los ojos- yo jamás pude tener hijos, así que crie a Nathaniel como si lo fuera y me lo lleve a los ángeles donde estaba viviendo en ese entonces.

-¿Y porque volvieron a regresar aquí?, no me lo tome a mal pero si yo viviera en los ángeles jamás volvería a esta ciudad- dije mientras acomodaba la losa en su lugar..

-Tienes razón, yo jamás tuve pensado el venirme a vivir aquí con Nathaniel... Pero al morir mi hermano todo cambio.

-Lo lamento- dije con tristeza.

-Eso ya pasó cariño y tu no tienes la culpa, no tienes que decir que lo lamentas.

-Se que no debería preguntar esto pero... ¿Como murió?- vi como le costaba a Helen en responde lo siguiente que iba a decir.

-Callo del segundo piso por la ventana del cuarto de Nick- dijo con tristeza Helen.

-Lo lamento- dije dándole un abrazo a Helen.

-Tom era un gran hermano, se que fue un pésimo padre pero.. Era un gran hermano- dijo Helen sollozando, mientras yo la abrazaba y trataba de consolarla. Sabía lo que sentía, sabía lo que era perder a una persona que era importante para ti.

-Helen no es por causar molestias pero... ¿Podría entrar a tu baño?

-Claro cariño no hay problema. Aquí abajo hay un baño pero ahorita no sirve. Si quieres puedes subir y entrar en el baño que esta en la habitación de Nathaniel.

-Muchas gracias Helen- dije dándole una pequeña sonrisa.

Subí las escaleras y vi tres puertas una tenía el letrero que decía Nathaniel, pero había otra puerta al lado que decía Nick.

Me entró la curiosidad de saber que esconderia tras esa puerta, así que me acerque lentamente. Al principio dudé en sí debería de entrar o no, pero mi curiosidad ganó en este caso. Así que entre y vi una habitación típica de un chico de podría decirse unos 14 años.

La habitación estaba llena de posters de carros y uno del grupo panda, y tenía un escritorio el cual estaba lleno de libros.

Me acerque a él y vi un libro que decia: "diario de Megan". Acerque mi mano hacia ese libro y entonces escuché la voz de Nathaniel quien me llamaba.

Read Next Episode
Step Into A Different WORLD!
Download MangaToon APP on App Store and Google Play