Capítulo 14

4 años atrás

Me sentía destrozado y más solo que nunca, mi padre la única persona que he tenido toda mi vida yacía sin vida dentro de un ataúd negro, en el cual yo me encontraba abrazando y llorando sin parar.

Mi padre no fue el mejor padre del mundo, pero era mi padre y a pesar de ello lo amaba. Sentí como una mano se posaba en mi hombro de forma tranquilizadora así que voltee.

Vi mi mismo reflejo parado justo frente a mi. Era Nathaniel mi hermano gemelo. No puede resistir el impulso de abrazar a mi hermano y sollozar en su hombro mientras me abrazaba de forma consoladora.

Detrás de Nathaniel vi a una mujer de cabello pelirrojo y chino, quien al ver la tumba de mi padre sus ojos se llenaron de lágrimas y corrió hacia el ataúd de mi padre.

Aquella señora lloraba casi a grito abierto. Me preguntaba quien sería esa señora, cuando Nathaniel noto que la miraba me habló por primera vez.

-Esa señora de haya es nuestra tía Helen y hermana de nuestro padre.

-Oh... Tiene sentido, pero.. ¿Si es así porque nunca la conocí?

-Porque desde el día que nuestro padre le pidió que se hiciera cargo de mi, nunca vinimos a visitarlos por lo de su trabajo.

-Bueno no deberías de incluirte, cuando tenia 5 años tu regresaste y me ayudaste a soportar muchas cosas- dije un poco nostálgico por aquel recuerdo que me venia de él y yo jugando en el patio de la casa. Pero veía en el rostro de mi hermano confusión.

-Nick yo nunca..

-Oh cariño tu debes ser Nick ¿verdad?- dijo la señora de cabello rojo rizado que según era mi tía. Se encontraba con el rímel todo escurrido por tanto llorar. Cuando asentí ella me abrazo fuerte contra ella- Lamento lo que ocurrió Nick- entonces dejó de abrazarme- se que de seguro no te acuerdas de mi cariño pero yo soy tu tía Helen, la hermana mayor de tu papá.

-Es un gusto conocerte tía Helen- dije con una sonrisa en el rostros hasta que vi de lejos a Noah, quien me miraba de forma fría y entonces desapareció- ¿me disculpan? tengo algo que hacer- dije por último llendo en dirección a donde había desaparecido Noah. Lo vi en el pasillo a unos metros de mi. Camine de forma rápida hasta que detuve a Noah.

-Tu... ¿Porque estas aquí?

-Murió tu padre, sería muy grosero el no venir a darte mi apoyo en un momento tan tragico- dijo finalmente volteandose para ahora si poderlo ver fijamente a los ojos.

-¡Eres un... Idiota, tu lo mataste sé que si lo hiciste..

-No tienes pruebas de ello, y aunque así fuera ¿que? Ese idiota se lo merecía, si no hubiera hecho eso, ahorita el que estaría en ese ataúd serias tu- fueron las últimas palabras que pronuncio antes que le diera un puñetazo en a cara- chin.. ¡¿Que te pasa idiota?!

-Eso es por lo de mi padre, eres un asesino. No te seguiré cubriendo las espaldas, te voy a denunciar a la policía- cuando estuve a punto de irme Noah me detuvo agarrándome del hombro.

-Si dices una palabra de lo ocurrió, te juro que te arrepentirás.

-No te tengo miedo- dije quitando con brusquedad su mano de mi hombro.

-Pues deberías, lo que le hice a tu padre, no es nada comparado a lo que le haré a Nathaniel y a Helen.

-Con ellos no te metas- dije amenazándolo, cosa que a Noah le dio igual.

-Repetiré tus mismas palabras: "No - te - tengo - miedo"

-Noah por favor no les hagas daño a ellos.

-Eso dependerá de ti, mientras tu no me delates y obedezcas a lo que yo te pida.

No puedo creer que Noah sea este tipo de persona, no negare que muchas veces yo pensé en como seria mi vida sino tendría a un padre borracho y golpeador. Pero jamás pensé que eso se volvería realidad, y sobre todo por Noah.

3 años atrás

Mi tía Helen nos convenció a Nathaniel y a mi de ir al mercado a comprarle la despensa exactamente hoy que era nuestro cumpleaños.

Hoy cumplíamos 14 años, y estaba feliz porque por primera vez no celebraría mi cumpleaños solo. Ni siquiera Noah estaba junto a mi en mi cumpleaños, me sentía realmente solo cada año que pasaba. Pero ahora tengo a mi hermano Nathaniel y a mi tía Helen que es como una madre para mi.

Desde que Nathaniel y la tía Helen se mudaron a mi casa, las cosas han sido geniales. Por primera vez sentía lo que era tener un ambiente familiar lleno de paz y armonía. Cosa que nunca tuve años atrás con mi padre.

Surtimos el carrito de todo lo que venia en la lista que nos dio la tía Helen.

Eran muchas cosas, me sorprende que durante nuestro trayecto a la caja registradora no se haya caído nada del carrito.

-Me alegro que la tía Helen nos haya confiado su Porsche porque si no, no se como le haríamos para llevar todo.

-De hecho, la tía Helen nos pidió muchas cosas. Espero quepa todo en el auto.

Cuando llegamos al auto acomodamos las bolsas de una por una, y apenitas cupo todo en la cajuela.

-Vaya pensé que no cabrían las bolsas ahí y tendríamos que echarlas a la parte de atrás.

-Pensé lo mismo, oye Nick.. Se que no te gusta hablar de nuestro padre pero quisiera saber como era el. Yo nunca pude convivir con el.

-No sabes lo afortunado que eras por ello...- pensé en si era lo correcto contarle a mi hermano sobre nuestro padre, pero... Era nuestro día, no podría arruinarle contándole que nuestro padre era un borracho y un golpeador. Que siempre cuando llegaba me maltrataba, asi que decidí cambiar de tema- creo que este no es el momento para hablar de eso Nathaniel, hoy es nuestro día.

-De acuerdo, pero espero que un día puedas contarme todo sobre nuestro padre.

-Por supuesto Nath.

Estuvimos hablando todo el camino acerca de cómo era su vida en California. Me contó que en su antigua escuela el era capitán del equipo de soccer y que tenía una novia la cual la tuvo que cortar porque no creía en las relaciones a larga distancia. Cada cosa que escuchaba de su fabulosa vida lejos de aquí, hizo que sintiera envidia. Porque el pudo tener lo que siempre deseé y yo no, el tener una vida normal y feliz.

Desde que tengo memoria mi padre siempre me golpeaba, hasta que vio a mi tío que trataba de abusar de mi, a veces en las noches esos recuerdos vienen a mi y despierto gritando.

Desde que mi padre lo hecho, mi tío Stuart no habíapuesto un pie en la casa, cosa que me alegraba.

Por fin llegamos a la casa. Nathaniel metió el carro a la cochera y tratamos de bajar cada uno 5 bolsas las cuales eran muy pesadas.

Cuando por fin entramos vimos como un tumulto de gente salía de su escondite gritando "Sorpresa" mientras caían sobre nosotros confeti.

-Feliz cumpleaños mis pequeños- dijo mi tía Helen quien se acerco a nosotros a abrazarnos.

-Me sorprendiste esta vez tía Helen.

-Yo realmente no me lo esperaba- y lo decía enserio jamás en mi vida me hicieron una fiesta sorpresa. De hecho jamás en mi vida había celebrado mi cumpleaños. Mi padre siempre estaba afuera y mi tío siempre se quedaba conmigo y me manoseaba, nunca tuve amigos y mis únicos amigos eran Nathaniel y Noah.

De la nada sentí como un brazo me rodeaba por la espalda, al parecer era Nathaniel.

-Vamos Nick, tenemos que disfrutar nuestro primer cumpleaños juntos después de 10 años- dijo Nathaniel con una gran sonrisa en su rostro.

Fuimos directo por unas cervezas y me paso una de las que se encontraban en una mesa. Nathaniel le dio un trago a su cerveza mientras yo solo veía mi lata y dudaba si debería beber o no.

-¿Que? ¿Acaso no tomas cerveza?

-Desde hace años decidí que jamás tomaría una cerveza- y lo decía enserio, desde hace años prometí jamás tomar una gota de alcohol. Porque no quería que el alcohol me convirtiera en lo que convertía a mi padre cada vez que la tomaba en exceso.

-De acuerdo.. Bueno entonces toma un refresco- dijo Nathaniel ofreciéndome una lata de soda de mandarina, el cual era mi refresco favorito.

-Gracias Nath- dije por último abriendo la lata de soda haciendo que esta explotará sobre mi y me manchara todo de ella- argh.. ¡¡Maldición!!

-Perdona Nick, no sabia que esa lata la habían batido.

No hice caso a lo que dijo mi hermano, y fui furioso hacia mi habitación. Esa era mi playera favorita y ahora esta arruinada.

Me quite la playera aun con coraje por lo que paso. Entonces vi a Noah quien se encontraba recargado en la puerta de mi habitación.

-¿Qué haces aquí? Aa no espera, déjame adivino vienes para burlarte de mi o.. No, vienes a amenazarme nuevamente- dije por último lanzando mi camisa hecha bola al suelo con fuerza.

-Tranquilo Nick, solo vengo a felicitarte por tu cumpleaños.

-Como sea.

-Nick antes éramos muy unidos, ya ahora cada vez que nos vemos me tratas de esta forma.

-Como quieres que te trate si lo único que has hecho es arruinarme la vida. Primero me hiciste ser cómplice de la muerte de Lisa y después matas a mi padre- la ira me carcomía vivo- no se porque rayos sigues aquí.

-Lo de Lisa lo lamento, pero no lamento en lo más mínimo lo de tu padre, yo te hice un favor. El te odiaba y lo único que hacía era golpearte e insultarte- su voz estaba llena de ira- si no hubiera aparecido en ese momento ahorita estarías muerto.

-Noah tu... - entonces entro mi hermano Nathaniel y Noah desapareció.

-Con quien estas hablando Nathaniel- pregunta extrañado.

-Estaba hablando por teléfono con un amigo nada más.

-Perdona por lo de la soda, se que esa playera era tu favorita.

-Olvídalo hermano, se que no es tu culpa. Tu no podrías saber que esa lata estaba batida- dije poniéndome una playera de rayas rojo con azul marino- deberíamos de bajar y disfrutar de la fiesta- dije con una media sonrisa.

-De acuerdo.

La verdad no entendía porque estaba tan enojado. La verdad no estaba del todo enojado por la playera... En realidad estaba furioso con Nathaniel, lo envidiaba. El tuvo una mejor vida que yo, nunca sufrió lo que yo sufrí, pero... En realidad el no tiene la culpa de esto, simplemente le tocó la suerte de ser criado por la tía Helen.

Bajamos lentamente las escaleras. La casa se veía llena de gente que se encontraba bailando o platicando.

La música sonaba a todo volumen. Decidí ir a la pista junto con mi hermano y nos pusimos a bailar entre el tumulto de gente. Todo parecía estar genial hasta que vi de lejos una figura que me sonaba familiar pero se veía borrosa.

Aquella persona se fue acercando hacia nosotros hasta que pude ver bien quien era.

No puede ser, es.. Mi tío... Mi tío Stuart. ¡que demonios hace el aquí!.

Read Next Episode
Step Into A Different WORLD!
Download MangaToon APP on App Store and Google Play