Capítulo 22

Mi mente y cuerpo están en shock.

Me repito mil veces en mi cabeza que esto no puede estar pasando, esto no puede ser real.

Tiene que ser una pesadilla y en algún momento me voy a despertar y volveré a ver a Fernando dándome una de sus tiernas sonrisas.

Pero por más que lo desee lo que está frente a mis ojos es real. Fernando está muerto y no hay vuelta atrás.

La policía llegó 30 minutos después del incidente.

No he dejado de llorar en ningún momento y Alan me abraza tratando de calmarme.

-Se que esto es duro para ti Mel.. - entonces lo aparto de mi y lo callo.

-¡No! No tienes las más remota idea de lo que estoy sintiendo Alan. No tienes la más remota idea lo que es perder a tu ex novio, a tu primo y peor aun a tu mejor amigo- mis ojos se vuelven a nublar por las lágrimas que se acumulan en ellos.

Siento un sinfín de emociones, no se si estoy enojada o triste.

Se que Alan trata de consolarme, de hacerme sentir que no estoy sola, pero nadie tiene la menor idea de lo que es que la gente que te rodea muera frente a ti.

Desearía haber podido hacer algo para que en estos momento Derek y Fernando estuviera ahora aquí conmigo.

Me encuentro en el funeral de Fernando, su madre está llorando desconsoladamente mientras que sus hermanos están llorando y abrazando a otros familiares que tratan de darles el pésame.

Mientras yo estoy ahí frente a su ataúd, viendo su cuerpo pálido y sin vida dentro de un ataúd con cristal.

Mis ojos se han secado de tanto que he llorado y mi cara está roja e hinchada.

Segundo después me llego Nicky por detrás dándome un abrazo consolador.

-El ahora está en un mejor lugar amiga.

-Lo se- mi voz apenas audible- pero eso no evita que sienta un dolor tan fuerte que sienta que me están estrujando y desgarrando mi corazón.

-Lo se Mel.. Fer era un gran chico, era inteligente, guapo y un gran amigo..

-El mejor..

Cuando por fin llegue a mi casa, avente mi saco y mi bolso a un lado sin saber donde calleron o terminaron y fui directo a mi habitación y cerré la puerta.

Cuando voltee vi una sombra de un chico lo que hace que grite, pero segundos después dejó de oír mi grito ya que una mano tapa mi boca.

Cuando abro los ojos veo unos ojos verdes conocidos, cuando pude ver mejor su rostro lo pude reconocer.

-¡Idiota! Me asustaste- le grite furiosa a Nathaniel quien había salido de las sombras.

-Perdona, no fue mi intención -se rasca la cabeza nervioso.

Mis lágrimas se empiezan a acumular en mis ojos, en mi cabeza no deja de pasar el recuerdo de Fernando, sigo sintiendo ese dolor asfixiante. Quiero no llorar frente a Nathaniel, no quiero que me vea débil y frágil.

- ¿Te encuentras bien?

-No..- mi voz suena entre cortada

-¿Quieres hablar de eso?

-La verdad no- me siento en mi cama y miro a la nada mientras me vienen diversos recuerdo de mi y Fernando. Fernando era mi mejor amigo, nunca pensé que lo perdería de esta manera tan espantosa.

De la nada siento como me rodea Nathaniel con sus brazos, debería de alejarlo y decirle que se vaya de mi casa pero... La verdad no quiero, ahorita junto a él me sentí bien.

De la nada suena mi celular haciendo que me asustara. Busco en mi bolsillo y veo extrañada el nombre que se ve en la pantalla "Nathaniel". Lo mire extrañada a Nathaniel que estaba frente a mi. Esto es raro.

-¿Me permites contestar esta llamada?

-Claro.. No hay problema.

Por fin decido contestar.

-Bueno, ¿quien habla?

-Habla Nathaniel, Mel se que no quieres saber nada de mi y lo entiendo, pero.. - entonces lo interrumpo.

-Espera.. ¿Quien dijiste que eras?

-Nathaniel, ¿todo bien Mel? - entonces miro a mi celular y después a aquel chico con la misma apariencia de Nathaniel. Entonces aquel chico se acerca a mi identificando cual sería mi próximo movimiento así que me arrebata el celular y cuelga. Cuando estoy a punto de gritar me tapa la boca.

-Por favor no grites, no te haré daño- me tranquilizó y el quita su mano de mi boca.

-¿Tu eres Nick?- al decir su nombre me da una sonrisa sarcástica.

-Nick... Eres la quitan persona que me llama así.

-Eso quiere decir que..

-No, no soy Nick, mi nombre es Nathaniel. Con el que me imagino que acabas de hablar es con mi hermano Nick.

-¿Que?- lo mire confundía, y empecé a tomar el pomo de la puerta para huir de este chico que me causaba escalofríos.

-Tranquila, no te haré daño. Por favor no huyas- miro mi mano que estaba a punto de girar el pomo y yo la bajo al instante- solo escúchame por favor.

-Vale..

-Se que no me conoces realmente y que has de creer que soy un completo lunático por entrar a escondidas a tu habitación.

-Es exactamente lo que pasa por mi cabeza- cruce de brazos.

-Perdona, pero no tenia a otro lugar a donde ir. Esta mañana me escabullí a mi casa y vi que entre las cosas de mi hermana o tenia varias fotos contigo y al verlo esta noche mirar a esta casa..

-Espera ¿Que? Estas diciendo que Nathaniel.

-Nick.

-Como sea- rodé los ojos- ¿quieres decir que mi ex novio estaba afuera de mi casa viendo como un acosador?

-Podria decirse que si- se encoge de hombros.

-¿Y como puedo estar segura de que tu no eres Nick y que solo me estas viendo a cara?

-Solo confía en mí..., por favor.

Sus ojos indicaban sinceridad pura, mi sexto sentido me decía que no había razón para desconfiar de él.

-Vale, pero quiero saber una caso.

-Pregunta lo que quieras.

-Quiero saber que paso realmente con Megan.

Read Next Episode
Step Into A Different WORLD!
Download MangaToon APP on App Store and Google Play