Capítulo 35

Melody

Demonios Alan está en peligro, tengo que conseguir un auto rápido y llegar al lugar donde están.

Lo primero que se me vino a la mente fue llamar a Nathaniel. Había sido un idiota hace unos días pero era el único al que podía recurrir.

-Bueno.

-Nathaniel, ¿eres tú?

-Si lo soy- su voz sonaba ronca y apenas audible- ¿que ocurre?

-Necesito un favor.

Por fin había llegado Nathaniel en su camioneta negra. Baje rápido las escaleras y fui corriendo al auto pero me detuve al ver el estado de Nathaniel.

Su mirada era distante y triste, su cara estaba ligeramente roja e hinchada. Como si huviese llorado.

-¿Nathaniel estas bien? ¿Que te pasa?

-Nick murió esta mañana- su voz era apenas audible.

-¿Que?- no podía creer lo que estaba oyendo.

-Hace 3 horas que me llamaron y me dijeron en el hospital que había muerto envenenado.

-Yo... lo lamento Nathaniel.

-Se que estaba loco y que te hirió Mel pero... es mi hermano y me duele saber que ya no podré volverle a ver- podía ver en la cara de Nathaniel que trataba de contener las lágrimas.

Entonces puse mi mano en su hombro.

-Las cosas que hizo Nick, las hizo porque no estaba bien- Nathaniel se limpió las lágrimas que habían corrido en sus mejillas.

-¿Para que me necesitabas con tanta urgencia?

-Necesito que me lleves con Alan.

-¿Para eso?

-No lo entiendes, tengo que encontrar a Alan pronto.

-¿Porque?

-Porque si no lo hago, le pasará lo mismo que a Fernando.

-Vale te llevare, pero ¿cómo estás segura de donde está?

-Le puse un GPS a su celular.

-Wuau que chica tan controladora.

-No es por eso, yo no soy así. ¿Pero me culparías después de todo lo que he vivido desde que llegué aquí?

-De acuerdo, si quiere pon la ubicación en el GPS del auto. Así será más fácil encontrarlo.

-De acuerdo.

Flash back

-Oye ojos bonitos, despierta.

Escuché como uno de los guardias de este hospital para locos de pacotilla me gritaba. Más sin embargo prefiero dormir que escuchar a ese idiota de nuevo.

La puerta se abrió y sentí que detrás de mi había alguien.

-¡Te dije que te levantarás!- me pateó la espalda y me incorporé con algo de dolor.

-¿Ahora que?

-Es hora de tu médicamente loquito.

-No estoy loco, además deberías de llamarme por mi nombre como lo haces con los demás.

-Vale vale, y como quieres que te llame ¿Nick? ¿Noah? O tal vez ¿Nathaniel?.

-Idiota.

-¡¿Como me llamaste?!

-Ademas de idiota, también eres sordo- entonces en ese instante sentí un dolor inmenso en el estómago por el golpe que me había dado el idiota de Toby.

-Bueno definitivamente es hora de tu medicina, chicos adelante.

Entonces entraron los mismos chicos robustos que siempre me mantenían quieto para aplicarme las vacunas y me obligaban a tragarme las pastillas.

-Bueno me tengo que ir ojos bonitos, disfruta de vida solitaria aquí-dijo con una sonrisa y me mando un beso.

Iugh.. sabía que era gay ese imbesil desde el primer día que estuve aquí pero no esperaba que yo fuera su tipo. El solo pensar en él me dan escalofríos.

Pero si ese idiota se atreve a ponerme una mano enzima, haré que sufra lo mismo que el tío Stuart.

La puerta abriéndose hizo que volviera.

Frente a mi estaba una chica que me resultaba conocida, pero que jamás había visto aquí. Además es hermosa, muy hermosa. Su cabello era negro y sus ojos claros.

Traía en sus manos una charola de comida.

-Aquí está tu desayuno señor Noah.

-Nunca te había visto, ¿eres nueva aquí?

-Si, es mi primer día trabajando aquí.

-Bueno, quisiera comer, me podrías ayudar con esta camisa de fuerza.

-No creo que me esté permitido hacer eso joven.

-Vale, entonces si no me quitarás esta porqueria, alimentame.

-¿Que?

-Bueno si lo has notado, con esta camisa de fuerza no puedo comer por mi mismo.

-De acuerdo- entonces tomo el plato de sopa y empezó a alimentarme.

-Me sorprende que una muchacha joven y guapa como tú haya pensado en trabajar en un lugar como este.

-Bueno Noah, todos tenemos tomamos decisiones que no son del todo agradables para nosotros porque de esa forma podemos lograr nuestro objetivo.

-¿Y se puede saber cuál es ese?

-Bueno, yo estaba enamorada de un muchacho y..

-Adivinó, el chico que te gusta está aquí.

-No, te equivocas. El chico que me gusta esta muerto.

-Entonces ¿que tiene que ver un chico muerto que te gusta con trabajar aquí?

-Porque el chico que amaba, fue asesinado por un residente de aquí. Y he venido a vengar su muerte.

Entonces sentí como si me faltara aire, como si alguien me ahorcara.

-T...tu..

-Noah, mataste a Derek, el hombre que he amado por años. Ahora pagarás por ello.

Sentía como si la vida se me fuera. La veía alejarse de mi y yo deseaba poder levantarme y agarrar para poder destrozarle el cuello.

Sentía como poco a poco mi vida se iba.

Fin del Flash Back

Read Next Episode

Noah .

Nick

Leer el capituló nuevo gratuitamente en la app

Será más fluido, al leer los cómics por la app
Step Into A Different WORLD!
Download MangaToon APP on App Store and Google Play